sábado, 26 de mayo de 2018

ganar, sino que iban a “chorrear” al Liverpool

Una final de la Copa de Europa es el partido más trascendental del año. El encuentro por el cuál merecen la pena todos los entrenamientos bajo el frío, la lluvia o el calor. El motivo de todas las horas de gimnasio. Todos los jugadores sueñan desde que son niños con jugar un partido como el de mañana, con levantar ese trofeo de asas tan alargadas y mañana, aunque solo unos saldrán victoriosos, todos cumplirán ese sueño de la infancia. Todo el planeta estará pendiente de este partido, por mucho que no seas aficionado de estos dos equipos o incluso gente que no le gusta el fútbol, y es que es más un evento mediático que un simple partido de fútbol. juegan final Real Madrid vs Liverpool en directo

La final será la reedición de la del año 1981, entonces fue el Liverpool quién acabó alzándose campeón, con un solitario gol de Alan Kennedy, pero la situación es muy diferente a la de entonces, aunque por desgracia para los aficionados madridistas más supersticiosos, sí que se cumplen algunos casos que ya han ocurrido otras veces que el Liverpool ha sido campeón de Europa, tanto en 1981, como en 2005 hubo boda real, en la década de los ochenta fue la boda entre el príncipe Carlos de Inglaterra y “Lady Di”, y posteriormente en el 2005, fue otra vez el príncipe Carlos pero con su esposa actual, Camila, y ahora hace menos de una semana, la boda entre Megan Markle y el príncipe Harry. Esto no dejan de ser meras anécdotas, pero en partidos como el de mañana cualquier cosa que valga para mantener la calma o la confianza es bienvenida entre los aficionados más supersticiosos.


Ambos equipos llegaron a la capital ucraniana en el día de ayer, miles de aficionados recibieron a los jugadores a la llegada de los autobuses a sus respectivos hoteles, la expectación es máxima y miles de personas con camisetas blancas y rojas ya empiezan a invadir Kiev, a pesar de las dificultades en los viajes y para encontrar un alojamiento asequible en cuanto a precios, y es que todos aquellos que han hecho ese enorme esfuerzo, tanto económico como físico por desplazarse tan lejos, se merecen que mañana haya un gran espectáculo y que todos los jugadores lo den todo.
El Real Madrid llega crecido en la Champions League

Los blancos afrontan su tercera final de Champions consecutiva, algo que está al alcance de muy pocos, además el Real Madrid por muy mal que esté jugando en liga, por mucho que los resultados no acompañen, el equipo es otro en la Copa de Europa, los de Chamartín siempre acaban realizando grandes actuaciones en la máxima competición continental, y es que cómo Casemiro dijo el otro día en una entrevista a “El Larguero” de la Cadena SER, “El Real Madrid es la Champions”. El brasileño tiene razón, no hay un club que ame tanto la Champions como el Real Madrid, y tampoco hay una competición que trate tan bien al Real Madrid como la Champions League. El juego de los blancos ha sufrido una mejoría en los últimos meses y es que el final de liga y las eliminatorias europeas han sido muy positivas en juego, pero no tanto en resultados.
El Liverpool espera volver al trono de Europa


Los de Meryside vuelven a una final europea 11 años después, desde que el Milán se tomara la revancha en el año 2007 de aquella remontada dos años atrás en la final de Turquía, los ingleses no levantan cabeza desde entonces, pero con la llegada de Klopp han recuperado la competitividad, sobre todo en competiciones europeas, ya llegaron a la final de la Europa League en 2016, pero perdieron frente al Sevilla a pesar de empezar ganando, y este año han vuelto a realizar una gran actuación en la máxima competición europea, aunque es cierto que la guinda al pastel sería salir campeón, ya que la decepción de perder la final podría suponer tachar la temporada de fracaso, cuando ha sido todo lo contrario, solo por la cantidad de goles y los rivales que han dejado atrás con tanta superioridad es para estar muy contentos.
Antecedentes:

Estos equipos se han enfrentado muy pocas veces en partido oficial, la primera vez en la final de 1981, que acabó con 0-1 para el Liverpool, el siguiente enfrentamiento no fue hasta los octavos de final de la temporada 2006-2007, en el partido de ida el Liverpool venció en el Bernabéu por 0-1 y en la vueltra en Anfield, tras aquellas desafortunadas declaraciones del presidente entonces del equipo blanco, Boluda, sobre que no sólo iban a ganar, sino que iban a “chorrear” al Liverpool, pues el partido finalizó con un 4-0 y gracias a una gran actuación de Casillas que sino llega a ser por él hubiera acabado con un resultado aun más abultado. La última en la fase de grupos de la temporada 2014-2015, los blancos se llevaron la victoria en Anfield por 0-3 y en el Bernabéu por 3-1, pero frente a un Liverpool de muy bajo nivel.
Zidane: “Esto es la vida, el ser humano es emoción pura, si tengo presión pues mejor, más bonito”.

El técnico francés compareció en las horas previas al partido en la obligatoria rueda de prensa, dejando muchas dudas sobre el once de mañana ya que no dio ninguna pista y se refirió a ello utilizando las palabras de Isco, “El marrón me lo como yo”. Tampoco quiso hablar de favoritismos: “No es así, nosotros lo sabemos. Es otra final y tenemos las mismas opciones que ellos”, recordando que en las otras finales que ha disputado nunca ha habido favorito y que un partido de estas características siempre es 50%-50%.
Klopp: “Se ha visto ese espíritu en los últimos partidos, esa es nuestra fortaleza”.

El alemán se deshizo en elogios hacia su rival de mañana, sobretodo acerca de Zidane, “Mucha gente piensan que Zidane no tiene muchos conocimientos tácticos. Lo mismo dicen de mí. Y tiene bastante gracia porque los dos estamos en la final”. Aunque los dos entrenadores dejaron claro que el francés fue mucho mejor jugador entre risas, aunque como técnicos están las cosas mucho más igualadas. Tampoco quiso dar pistas sobre la situación de Salah y el Ramadán: “La religión es algo privado. No hay nada que decir al respecto. Ya le verán en el entrenamiento, está lleno de energía y de todo lo necesario”.

Árbitro del partido Real Madrid vs Liverpool, final de la UEFA Champions League 2018.

El serbio, Mirolad Maziç será el encargado de dirigir el partido de mañana, la UEFA ha querido poner al frente a un árbitro muy experimentado en competiciones de este calibre y además que lleva muchos años pitando, pues ya cuenta con 45 años a sus espaldas y aunque la forma física no sea lo que más se ha valorado en la decisión, la experiencia es algo muy valorado en el colectivo arbitral.

Convocatorias:

Real Madrid: Keylor Navas, K. Casilla, Luca; Carvajal, Achraf, Sergio Ramos, Vallejo, Varane, Nacho, Marcelo, Theo; Casemiro, Llorente, Kroos, Kovaciç, Modriç, Isco, Ceballos; Lucas Vázquez, Asensio, Benzema, Mayoral, Gareth Bale y Cristiano Ronaldo.

Liverpool: Karius, Clyne, Van Dijk, Wijnaldum, Lovren, Milner, Firmino, Salah, Henderson, Klavan, Moreno, Mane, Lallana, Mignolet, Can, Robertson, Ings, Solanke, Phillips, Jones, Ward, Woodburn, Camacho, Alexander-Arnold.